Especial Semana Salud y Belleza: “Claves exitosas para conseguir una boca sana en los más pequeños de la casa” | Life&Style Almería by MG

Vivir con estilo

Actualidad, REVISTA, Salud & Belleza

Especial Semana Salud y Belleza: “Claves exitosas para conseguir una boca sana en los más pequeños de la casa”

Para conservar una boca sana toda la vida es necesario comenzar, desde los primeros años de vida, con una serie de hábitos de salud para evitar la aparición de enfermedades durante la infancia y durante la adolescencia. Por ello, la educación es clave en la prevención de futuras patologías, objetivo principal que persigue con eficacia el Centro Dental Versalles y de la cual nos da buena cuenta en nuestro artículo “las claves para conseguir una boca sana para nuestros hijos”.

5524362_orig

138923_orig

La Odontopediatría u Odontología infantil constituye la parte de la odontología que trata la boca del niño y sus enfermedades En la dentición temporal, la odontopediatria preventiva es importante debido a diferentes factores:

Los niños mastican más fácilmente y ganan más nutrientes de las comidas,

– Aprenden a hablar más rápido y claramente

– Existe un mejor estímulo de salud general

– Y ayuda a guiar la erupción adecuada de los dientes definitivos.

“La primera acción preventiva que determinan los odontopediatras, es la formación de los padres, en aquellos aspectos necesarios para participar activamente en la salud bucal de sus hijos”

kids-brushing-their-teethWEB

Métodos de prevención en Odontopediatria

1-El primer y más importante pilar de la prevención y su puesta en práctica en el niño corresponde a los padres, educadores, dentistas y profesionales de la salud. Cuando se establece una educación sanitaria del niño antes de la adolescencia, se consiguen mejores resultados en prevención. No solo es importante informar al paciente, sino también motivarlo para que mantenga los hábitos necesarios.

2-En segundo lugar, una buena actuación sobre la dieta del niño previene la cariogenidad. Es importante mantener una dieta equilibrada y reducir tanto el consumo de azúcar como la ingesta de refrescos que contengan esta sustancia. Aunque sabemos que es imposible eliminarlo completamente de la dieta, es posible reducir la cantidad total de azúcar consumido y restringirlo principalmente a las horas de las comidas.

3-En tercer lugar, cobra importancia el hábito del cepillado dental. Cepillarse los dientes elimina la placa bacteriana y los residuos alimenticios que se depositan sobre los dientes y los tejidos blandos. El hábito debe iniciarse coincidiendo con la erupción de los dientes pero, durante los primeros meses de vida, los padres deben encargarse de higienizar la boca de su hijo mediante gasas. La supervisión de la higiene oral por parte de los padres suele ser necesaria hasta los 10 años de edad. Los cepillos dentales deben ser adecuados a cada edad y renovados cada 3 meses. Muchas veces el período de limpieza oral no es agradable para el niño. En estos casos, existe la posibilidad de que los padres ideen juegos o usen música para dinamizar el hábito y motivar al niño y el uso de reveladores de placa para facilitar el aprendizaje de una correcta técnica de cepillado.

Finalmente, se recomienda la necesidad de una adecuada utilización de flúor en pastas y colutorios y aplicaciones clínicas para asegurar el correcto crecimiento y desarrollo de los tejidos y para minimizar y prevenir la caries dental, ya que se ha comprobado que el flúor ejerce principalmente su efecto protector de la caries en el período post eruptivo, sobre todo gracias a su acción tópica.

7511860_orig

“Los trucos más efectivos para tu hijo”

Los padres como un ejemplo a seguir: en lugar de enfados, riñas y hábitos a regañadientes,  pueden cepillarse los dientes junto a su hijo. Los niños tienen una clara tendencia en copiar a sus padres, por lo que hacerlo con el cepillado dental va a resultar beneficioso para ambos.

Una técnica de cepillado divertida: para los más pequeños, cepillarse los dientes mirándose a sí mismos resulta realmente aburrido. De hecho, incluso suelen marcharse del baño antes de haber limpiado correctamente sus dientes. Para evitarlo, los padres pueden imaginar historias de caballeros, princesas y dragones, pasa así ilustrar como el cepillo de dientes y la pasta dentífrica luchan contra la placa bacteriana. El niño va a convertirse en el protagonista, y eso le gustará.

El cepillo de dientes como un juguete: actualmente, en el mercado existen diferentes cepillos de dientes adaptados para los más pequeños. Con dibujos, con formas divertidas, con luces… podrán hacer de su cepillado un verdadero juego, como también las pastas dentífricas de sabores y bien coloridas.

Consistencia: tu hijo debe saber que cepillarse los dientes no es un hábito puntual, que debe hacerse tres veces al día, después de cada comida. Por ello, es importante ser consistente, empezar el hábito lo antes posible y no dejar nunca de realizarlo hasta que el niño sea autosuficiente y responsable.

unnamed (4)

Ana Torres Soto, Directora del Centro Dental Versalles, Doctora en Odontología, Cirugía Bucal e Implantología

Calle Magistral Domínguez, 11, 04003 Almería

Teléfono:950 26 64 27

Deja un comentario