Descubre y vive el apasionante legado histórico del Reino de Almería… | Life&Style Almería by MG

Vivir con estilo

Actualidad, Cultura y Turismo, Lo más actual, Ocio Almería

Descubre y vive el apasionante legado histórico del Reino de Almería…

Buenos días tristeza…. Eso es lo que siento en estos momentos, al recordar mi ciudad después de mil años, y quiero que mi espíritu no se marche y siga vagando recordando lo dichosa que fui en mi niñez.

Me llamo Yasmina Ben-Mohammed Ben-Tahar, nací en la Ciudad de la Republica de Pechina, mi padre era un rico comerciante en sedas, y en casa cuidábamos las orugas en unos grandes barracones con unas largas estanterías de cañizos, y las alimentábamos con hojas de moredas, nos encantaba ver como se hacían bolitas de seda de colores y se transformaban en unos capullos de los cuales algunos se apartaban para ver salir unas bellas crisálidas que ponían sus diminutos huevecitos para guardarlos hasta el año siguiente. Los demás eran todos metidos en unas grandes calderas y removidos con agua caliente para desenrollar sus finos filamentos de seda. Yo veía como mi madre y otras mujeres, en toscas ruecas, hilaban los hilos que de ellos extraían y en los husos los bobinaban, para en los telares tejer un tejido tan fino y suave como el tacto de la piel de mi hermanita recién nacida. Mi padre, como ya índico, se llamaba Mohammed y mi madre Tahar. Así transcurrieron los primeros años de mi niñez. A la vez que se iban ampliando los negocios de mi padre nos vinimos a vivir a Al-MARIYYA, la próspera Medina, junto a la costa.

IMG_4522_3_4_tonemappeddp

Donde estaba repleta de hermosos barcos de vela, que se fabricaban en nuestras propias atarazanas, y navegaban por todos los mares conocidos. Siendo la flota más importante del Mediterráneo. Debajo de la Gran Alcazaba, que nos daba cobijo y protección, estaba el barrio de la Al-Medina, con recovecos y callejones estrechos; pero dentro de nuestra espaciosa casa disfrutábamos de un hermoso patio lleno de frutales.

New Panorama1p
Hoy al recordarlo me causa congoja, y mi espíritu se rebela y no quiere marcharse, queriendo dejar testimonio de cuando en ella vi y viví siendo muy feliz. Vi por vez primera el sol de esta tierra en el año 380 de la Hégira, en mi lengua Hiyra ھِجْرَة ), es decir, en el año 1.002. En el reinado de Jayrán, vi cómo se construyó su gran muralla, con camino de ronda y almenas atravesando el barranco de la Hoya hasta llegar al otro extremo, toda una gran proeza de ingeniería de mi tiempo como lo era nuestra propia Alcazaba.

_MG_9285p

_MG_9677p
En el puerto siempre había un gran trasiego de mercancías con sus puestos entoldados y mercaderes exportando las riquezas de nuestra tierra como las mencionadas sedas, mármoles, plata, oro de Rodarquilar, sin menospreciar el famoso Garún haciendo las delicias de las más selectas mesas de los acaudalados, que se permitían el lujo de poder pagar sus pequeños frascos, con tan preciada exquisitez para aderezar sus manjares.
Mi niñez trascurría pacífica, me encantaba exprimir entre mis dientes la dulce caña de azúcar y saborear los deliciosos dátiles. Tengo que decir que disfrutaba cuando mi madre me enseñaba el arte de tejer en el telar.
Mi vida se vio truncada por un accidente y pronto dejé de estar entre los míos. Pero mi espíritu no lo había visto todo, se resistió a marchar, y así me quede atrapada en el tiempo, contemplando desde lo más alto de mi Alcazaba el transcurrir de los años y los siglos. Y como comprenderéis lo he visto todo.

IMG_1906_7_8_tonemappedp
Cómo los Cristianos la han hecho tan bonita, ajardinada, espaciosa y acogedora y no tengo que contároslo, porque todos la conocéis. Así he llegado al tan esperado año del MILENIO, (y por qué no también al mío). Y es ahí donde se me despierta la tristeza. De cómo he visto pasar la última primavera de ese año tan especial, el agobiante verano con su ramadán, el otoño que se hizo desear, y ya hemos terminado el glorioso 2014 de su primer MILENIO; yo pensaba en mi ansiada y anhelada larga-espera, que iba a ser grandioso y diferente, y a decir verdad la gente de mi querida ALMERÍA casi, no se han enterado de tan gran efeméride. Y sí han oído algo no saben de qué va. Es por ello que comienzo mi relato diciendo “BUENOS DÍAS TRISTEZA” que es como se siente mi corazón de niña.
Pero mi espíritu seguirá aquí. A ver si se sigue recordando con más alegría y cooperación este MILENIO del año 2014, y se hacen actividades que de verdad regocijen a sus habitantes, para que
participen de ellas, y se sientan orgullosos de su primer cumple-milenio; porque hasta que llegue el siguiente falta mucho, siendo que los que estamos aquí no lo vamos a ver…
¡Es ahora cuando nos toca hacerlo!

_MG_9686_7_8_tonemappedp

Así es…Es una labor de todos mantener y divulgar la belleza cultural que nos ha legado nuestra historia, y que gracias a la Asociación de Amigos del Reino de Almería tendremos mayor oportunidad de conocer en profundidad. Un patrimonio histórico, que a pesar de sus mil años de antiguedad, sigue conservando ese halo de misterio que embriaga cada rincón del Reino Taifa

Es su junta directiva, un elenco de mujeres emprendedoras y enamoradas de Almería, las responsables de abanderar y enarbolar esta iniciativa: Laura Negrillo,Ana Raya,Amparo Balsells y Clara Martínez. 

la-foto-4

IMG_20140929_210347

Un amplio despliegue de actividades ocio-culturales, es el objetivo prioritario que se ha marcado esta Asociación como principio básico. Foros, rutas guiadas, exposiciones, visitas a museos o presentaciones de libros son algunas de sus amplias y variadas ofertas.

Orientado a conseguir revalorizar el legado de la época Taifa, su patrimonio artístico cultural es una joya por descubrir, destacando su rigor académico a la hora de estudiar en profundidad los acontecimientos de índole política, sociocultural o económica de la época. La obligación cultural de divulgar los valores y hechos del periodo Taifa, ensalzando el carácter tolerante y solidario de los almerienses, es un atractivo ineludible. Y la tarea pedagógica de acercar a los más peques el origen de nuestras raíces, formando a profesores para impartir clases en relación a la época Taifa, es de obligado cumplimiento….

Si quieres compartir esta pasión puedes hacerte socio de forma gratuita, simplemente mandando un email con nombre ,dni y dirección a los mail de contacto: milenio@filigranacomunicacion.com o amra.mileniodealmeria.

Web oficial: amra.mileniodealmeria.es 

*Autora de la extraordinaria leyenda, Manuela González Ruíz.

*Espectacular reportaje fotográfico de Mateo Bovet.

 

2 Comentarios

  • Mateo Bovet. 20 febrero, 2015 at 12:35 pm

    Una apasionante historia, llena a su vez de tristeza, que comparto con Yasmina pero estoy convencido de que entre todos podremos hacer que el 1001 y subsecuentes aniversarios sean reconocidos como se merecen día a día.
    Os aseguro que seguiré poniendo mis granitos de arena para ello.

    Responder

Deja un comentario