Sección Nutrición Integral-10 hojas verdes comestibles y nutritivas que aún no utilizas- | Life&Style Almería by MG

Vivir con estilo

Actualidad, Lo más actual, Nutrición Integral By Ana Molina, SALUD Y DEPORTE, SECCIÓN SALUD, NUTRICIÓN Y HÁBITOS SALUDABLES

Sección Nutrición Integral-10 hojas verdes comestibles y nutritivas que aún no utilizas-

Parece ser, que desde que se ha puesto de moda la col kale, el resto de verduras de hoja verde hayan desaparecido…

Es cierto que esta col rizada es rica en nutrientes como el beta caroteno, la vitamina C o la fibra y también es muy versátil en la cocina, pues protagoniza los famosos zumos verdes, ensaladas, revueltos, guisos, etc. Además, aunque su cultivo es típico de clima frío, cada vez la encontramos más en zonas mediterráneas.
Aprovechando que gracias a esta moda parece que se está perdiendo la fobia al verde, vamos a conocer otras verduras de hoja verde que ofrece la naturaleza y que son igual o más nutritivas que la col kale:

1. BERRO
Esta pequeña y delicada hoja verde está subestimada. Cuando no se incluye el berro en nuestra alimentación diaria puede ser por dos motivos, uno que no se sepa qué hacer con él y otro que no se conozcan sus beneficios. Así como la col kale, tiene un alto contenido en vitamina k que promueve los factores de coagulación sanguíneos de la sangre, lo que es positivo para aquel que tiende a hacerse moratones, le sangra la nariz con facilidad o tiene reglas abundantes, aunque no es aconsejado su uso excesivo si se están tomando anticoagulantes orales.
El berro en la dieta: lo puedes tomar en batidos, ensaladas, revueltos o como quieras experimentar, pues combina bastante bien.

2. PEREJIL
Arguiñano no iba mal encaminado, aunque no llegó a percibir que el perejil es mucho más que una guarnición en un plato. Los estudios sugieren que estas hojas frondosas y brillantes son ricas en antioxidantes y se usaba tradicionalmente como diurético natural. De esta propiedad se deriva una acción beneficiosa en casos de hipertensión, edema por retención de líquidos y buen funcionamiento del sistema renal.
El perejil en la dieta: se puede mezclar con ensaladas, batidos, para hacer pesto, en sopas, curris hindúes o en fresco para hacer infusiones.

3. MICROGREENS
Los microgreens son pequeñitos pero matones. Son pequeños brotes de la planta, un estadio posterior a la germinación y previo a la planta joven. Están muy de moda en la alta gastronomía pues además de concentrar sus cualidades nutricionales, concentran el sabor con un aspecto muy fresco y original. Los microgreens se pueden hacer con cualquier semilla que quieras, los más populares son de brócoli, col lombarda, berro, soja, rúcula o pipas de girasol.
Son fáciles de cultivar en casa pues no requieren mucha agua ni mucho espacio, ¡a los niños les encanta!
Cada vez hay más estudios que demuestran que los microgreens poseen más nutrientes que el fruto final aunque es cierto que en cantidad se come menos. Por ejemplo, el brócoli microgreen proporciona aproximadamente un 175 por ciento más nutrientes que su forma madura.
Los microgreens en la dieta: los puedes agregar a batidos aunque lo que más te va a lucir es añadirlos a ensaladas o como decoración en platos más elaborados.

4. BERZA
Las hojas de berza, aunque ya solo el nombre puede generar rechazo, son muy ricas en fibra, magnesio y vitaminas A y K.
La berza en la dieta: gracias a su gran superficie funcionan bien como envoltura para sándwiches, tacos o rollitos de primavera. Además, debido a que son tan fibrosos, mantienen su textura cuando se cocinan, por lo que se pueden agregar a guisos y sopas.

5. ACELGA
La acelga tiene muchas formas, pero en la mayoría de las tiendas de comestibles verás las variedades verdes y arcoíris. Elijas la que elijas, será nutritiva. Solo una hoja de acelga proporciona el 59 por ciento del requerimiento diario de vitamina A en el adulto.
La acelga en la dieta: Ideal para sopas y guisos (las almerienses acelgas esparragás), también cortado fino o triturado para ensaladas o como envoltura en vez de pan.

6. RÚCULA
Esta hoja verde amarga cada vez coge más popularidad fuera de Italia, aunque aún no tanto como lo haría de conocerse buen su contenido en nutrientes. Además de tener un potente sabor totalmente diferente al resto, es rica en glucosinolatos, sustancia química azufrada muy estudiada por su papel en el cáncer y procesos inflamatorios. Los glucosinolatos se descomponen en compuestos activos para ser usados por el cuerpo para muchas otras funciones, como la protección celular.
La rúcula en la dieta: debido a que la rúcula tiene un sabor amargo y picante, combina bien con las verduras dulces como la remolacha, la batata, la zanahoria y la calabaza. Aliñada simplemente con aceite, sal y limón te sorprenderá también.

7. DIENTE DE LEÓN 
El diente de león es amargo y sus hojas tienen una forma larga y afilada. El fuerte sabor amargo aleja a muchas personas, pero en pequeñas cantidades enmascarado en ensaladas o zumos se puede tolerar bien. Tradicionalmente se conocía por sus beneficios para el buen funcionamiento hepático y diurético.
Diente de león en la dieta: agrega unas cuantas hojas de diente de león a tu batido de la mañana y enmascara el amargor con frutas dulces como mango, melocotones o plátanos. Exprime algunos cítricos también.

8. ESPINACA
Popeye sabía lo que se hacía cuando comía tantas espinacas. Cargada de hierro y otros nutrientes involucrados en la formación de la sangre, la espinaca es uno de los vegetales de hoja verde más versátiles disponibles por su pequeño tamaño y sabor neutro que mezcla bien en cualquier forma culinaria.
Espinaca en la dieta: infinitas son las opciones, tanto crudas en ensaladas como cocinadas salteadas, en revuelto, sopas y guisos, mezclado en un batido, o picado y mezclado con platos a base de granos, la espinaca no tiene límites. Si eres nuevo en el consumo de verduras de hoja verde, esta es una gran idea para empezar.

9. HOJA DE MOSTAZA
Las hojas de mostaza no son muy populares en la gastronomía popular actual pero ancestralmente eran muy veneradas por sus cualidades nutricionales. Son grandes antioxidantes y protegen a las células del daño producido, bien por el paso del tiempo bien por otros factores que estresan al organismo.
Hoja de mostaza en la dieta: tienen un sabor picante como la rúcula por lo que se podría utilizar como esta, bien en ensalada bien salteado junto a otras verduras.

10. BOK CHOY
Bok choy es muy versátil pero muy poco utilizado en países occidentales pues su distribución en supermercados no es muy extensa y sus posibilidades culinarias poco conocidas. En cambio en la cocina asiática, de donde proviene, es muy utilizada, tal vez como para nosotros las espinacas. Es de la familia de repollo (como la col rizada) y contiene beneficios de salud similares, que incluyen protección celular, efectos antiinflamatorios y vitamina K.
Bok choy en la dieta: se puede hornear, saltear o comer crudo. Tiene un sabor ligeramente amargo y no requiere mucha adulteración para que tenga un sabor delicioso.

Con esta gran cantidad de verduras de hoja verde que ya conocemos es hora de abrir el abanico culinario y empezar a innovar en la cocina para deleitar al paladar y nutrir al cuerpo. Aprovechamos para recordar que especialmente en las hojas es donde más se adhieren los residuos de pesticidas derivados de la agricultura convencional, por lo que elegir en la medida de lo posible tus hojas verdes ecológicas te asegurará una ingesta libre de residuos y con el máximo de nutrientes.

¿Cuál es la siguiente hoja verde que te vas a atrever a probar?

Artículo de Ana Molína para Biosabor.

Deja un comentario