Sección Sociedad: Éxito rotundo en el último encuentro del Foro Mujer y Sociedad Almería | Life&Style Almería by MG

Vivir con estilo

Actualidad, FORO MUJER SOCIEDAD, Lo más actual

Sección Sociedad: Éxito rotundo en el último encuentro del Foro Mujer y Sociedad Almería

Dentro del marco de los encuentros mensuales del Foro Mujer y Sociedad en Almería, este mes de enero se contó con la intervención de la profesora Brita Hektoen, Directora de la Cátedra Mujer, Empresa y Sociedad de la Escuela de Negocios San Telmo, con la conferencia “El Valor de la Diversidad”.

El Foro Mujer y Sociedad es una iniciativa de mujeres profesionales y directivas de Almería, que se desarrolla desde hace ya cinco años,  y que está inspirada en el “Women´s Lobby”, un proyecto del Centro Internacional de Trabajo y Familia (ICWF) del IESE, Barcelona.

Parte de la idea del que fuera Director general de dicho instituto, D. Juan Antonio Pérez López, que aseguraba  el buen funcionamiento del siglo XXI basándose en una intervención cada vez mayor de la mujer en la organización de la sociedad. Para que esta iniciativa haya podido hacerse realidad en Almería se contó en un principio  con el impulso de las profesoras Dª Maruja Moragas y Dª Nuria Chinchilla que generosamente transmitieron su experiencia.

El objetivo principal del Foro MS es profundizar en aspectos claves del ser humano en el mundo actual y difundir los valores que la sociedad necesita para crecer.

Dada la relevancia de la ponente, en esta ocasión se procuró difundir la convocatoria al mayor número de directivas y profesionales, y dar difusión en los distintos medios de comunicación. Siguiendo la dinámica habitual de estos encuentros, se celebró el almuerzo-networking entre las asistentes, que les permite conocerse, realizar contactos profesionales, y establecer sinergias, seguido de la conferencia de la ponente.

Presentación de la Cátedra Mujer, Empresa y Sociedad

La profesora Hektoen, presento la Cátedra Mujer, Empresa y Sociedad, del Instituto Internacional San Telmo, de nueva creación, en el que se abarcan tres ramas diferentes de trabajo:Investigación a través de casos prácticos donde se analiza de manera detallada la problemática en la participación de la mujer en las actividades empresariales, siendo necesario analizar los conceptos de conciliación, discriminación, acoso y co-responsabilidad.

Formación: con el programa de la cátedra y seminarios que se realizan por todo el mundo en lugares tan diferentes como Rusia, Méjico, Milán y Miami.

Difusión: a través del networking y prensa. Se definen de manera detallada las diferentes maneras de patrocinio de este proyecto.

El órgano director de la cátedra es un Consejo Asesor constituido por empresas patrocinadoras, que participaran evaluando los objetivos y estableciendo el Plan Director a seguir. Haciendo hincapié en la necesidad de la presencia y el aumento del número de mujeres en los órganos de dirección de instituciones y empresas, pues aceptando la diversidad se contribuye a construir una sociedad mejor, poder así cambiar la mentalidad y entender la diversidad como un beneficio.

Resumen de la conferencia “ El Valor de la Diversidad

Donde se definen el concepto de Diversidad, de manera demográfica y de manera cognitiva, indicando su carácter positivo. Ahondando en el concepto de diversidad, se desarrolla de manera más detallada los atributos de la misma siendo los más impactantes la identidad social, la edad, el sexo, la raza y la nacionalidad.

Es importante recoger que la diversidad contribuye positivamente en la aportación de ideas, perspectivas, visiones, experiencias, riqueza y da valor añadido.Un equilibrio en los cuerpos directivos, implica la existencia de diversidad, que suele provocar un beneficio empresarial, dada la mejor calidad en la toma de decisiones y un mejor rendimiento de la organización.

Sin embargo, se señaló la necesidad de crecer, educar y convivir en la diversidad, entendiéndola como un valor y desde una mentalidad abierta, para evitar así caer en subgrupos que tengan las mismas ideas y razonamientos.

En la segunda parte de la conferencia, se desarrolla la situación de la mujer en los órganos de gobierno, alejándonos de la idea de adoptar un rol masculino y fomentando una mayor participación de las mujeres, dado que aportan valores diferentes.Además se trata de una responsabilidad ética su incorporación ya que representan el 50% del capital humano. Siendo necesario implementar medidas de desarrollo puesto que hay que fomentar mayores oportunidades para ellas.

Las mujeres, representan y suelen ser portavoces de la familia, valor añadido en el carácter de toma de decisiones, gestionando una economía de manera rentable y eficaz. Sin embargo a nivel científico, no disponemos de resultados concluyentes, dada la escasez de datos disponibles que nos permitan concluir que la existencia de mayor número de mujeres en los órganos de gobierno esté ligada de manera directa al rendimiento financiero positivo.

No obstante, sí que se ha podido obtener una confirmación estadística de los datos analizados, observándose mejores rendimientos y beneficios a nivel empresarial. La contribución que hacen las mujeres a los órganos de gobiernos, vienen ligadas a su propia naturaleza femenina. Las mujeres suelen ser más prácticas, están más enfocadas en su trabajo, buscan las relaciones win-win, poseen mayor empatía en sus relaciones, son leales y poseen la capacidad de hacer más con menos.

Por lo tanto, su contribución en el análisis, criterio y toma de decisiones se caracteriza por una aportación de ideas con perspectivas y visiones diferentes, una mayor creatividad, una toma de conciencia de los asuntos de familia y su implicación en la vida laboral. Junto con una mayor predisposición a las colaboraciones filantrópicas, mayor aplicación criterios éticos y una relación con las redes y grupos diferente con aportaciones distintas.

Si nos centramos en describir el estilo directivo de las mujeres así como su conducta, hay que indicar que suelen adoptar modelos con una participación más democrática.Resaltando la consideración, empatía y compasión para con sus compañeros y subordinados, desarrollando relaciones interpersonales y no estrictamente profesionales, con capacidad para manejar la diversidad, pero sin embargo con menos predisposición a asumir riesgos.

Cuando trabajan en equipo, se ha podido observar que son más exigentes con el trabajo, aumentan el rendimiento del equipo, haciendo más preguntas para poder llegar a su objetivo, estando menos sujetas al pensamiento del grupo, siendo más independientes en sus intervenciones y sobre todo, preparando las reuniones en profundidad y con antelación.

A pesar de las bondades descritas con la presencia de mujeres en los órganos de gobierno, nos encontramos que actualmente no existe una paridad en el reparto de cargos directivos, provocados por factores diversos e influyentes, como el cuidado de los hijos, los prejuicios hacia el género femenino y la escasez de una estructura de apoyo a la mujer que le permita vencer los obstáculos para acceder los puestos medios y altos.

Por otro lado, no es tan sencillo encontrar candidatas cualificadas con la misma facilidad que candidatos cualificados, a pesar que existen, pero es necesario buscar con más esfuerzo.Tampoco tenemos modelos frecuentes, numerosos e históricos de liderazgo femenino, haciendo difícil que las candidatas sean promovidas en igualdad de condiciones, excepto que se aplique una política empresarial y legal que favorezca esta discriminación positiva.

Pero los conceptos más sorprendentes analizados fueron los del techo de cristal y el techo de cemento. Ambos, responsables del freno de la mujer en su avance hacia un equilibrio profesional con el hombre.Se define el Techo de Cristal como un conjunto de obstáculos invisibles, externos, que frenan a la mujer y la lastran, tales como estereotipos y expectativas sobre qué es una mujer y qué se debe esperar de ella.

Las categorías sociales donde el papel de la mujer está bajo la obediencia del hombre cuanto menor es el grado de formación y estrato social. La rivalidad y la manera de competir de las mujeres, más enfocadas en el win to win y no en el “todo vale”.

Todo unido a la falta de apoyo y mentoring para las mujeres que buscan llegar a puestos directivos, con una ausencia de referentes y modelos que normalicen la presencia femeninos en los órganos de gobierno. Nos conduce a la creación de ese techo de cristal por parte de la sociedad.

De otro lado, tenemos nuestro propio Techo de Cemento, autoimpuesto por nosotras mismas, debido al coste personal y familiar que supone una carrera profesional y por factores que nos influyen en esta renuncia.Podemos enunciar como factores influyentes, la desigualdad en el reparto de los roles familiares, con mayor carga doméstica y familiar para la mujer, sea cual sea el país analizado. Esto hace muy difícil y exhausto poder compatibilizar vida profesional y vida familiar.

Además nos encontramos con barreras estructurales en la trayectoria profesional de una mujer, por el simple hecho de querer desarrollar su maternidad, dado que no se entiende ni social ni legalmente como un proceso de hombre y mujer.Si lo analizamos de una manera práctica, las condiciones salariales para las mujeres suelen ser más bajas que para los hombres, lo que facilita su renuncia a la hora de abandonar su puesto profesional.

Finalmente la falta de un buen networking y de autoestima, hace que este techo de cemento se consolide, puesto que no se dispone del apoyo de otras mujeres y un soporte del grupo. Esto hace más fácil la renuncia a una carrera profesional a favor de una familiar. Fenómenos que no deberían ser contrapuestos sino complementarios.

Por tanto y a modo de conclusión final de toda la conferencia podemos decir que es evidente el efecto positivo de la diversidad y más específicamente de la presencia de la mujer en los órganos directivos, pero que para poder llegar a una situación de equilibrio y paridad se necesita realizar un trabajo de empatía y adaptabilidad, con mejoras en la políticas empresariales y medidas legales.

Definiendo modelos de liderazgo femeninos que sirvan de ejemplo, normalizando la presencia de mujeres en equipos directivos y sobre todo rompiendo estos techos de cristal y cemento, para de este modo CO-CREAR, y así ir construyendo un mundo mejor, mejores empresas, una mejor sociedad y familias.

Esperamos siga peleando por ese proyecto, que siga siendo un modelo y ejemplo para muchas mujeres y sobre todo contribuya a cambiar esta sociedad, donde no puede haber cabida a la idea de que una mujer profesional no puede tener una familia y pueda disfrutarla.

Gracias por romper un pedazo del techo.

Mela García Pérez y María Gutiérrez.

Deja un comentario