Sección “Top Beauty by MV”: “El disparatado mundo de los radicales libres” | Life&Style Almería by MG

Vivir con estilo

Lo más actual, Salud & Belleza, Top Beauty by MV

Sección “Top Beauty by MV”: “El disparatado mundo de los radicales libres”

Erase una vez una panda de tarados, faltos de un electrón, que debido a este detalle se consideraban tremendamente inestables. Los llamados radicales libres, además de andar por ahí libremente, con su problema de equilibrio, se dedicaban a molestar a otras moléculas, en su sano juicio, para robarles uno de sus electrones y de ese modo quitarles un poco de su cordura. A cambio, los buenos se contagiaban y se volvían radicales libres también.

adcd76_5c58e4d2c328456499e1251be343187c

De esta manera, las moléculas buenas iban cayendo, atacadas por aquellas partículas sin compasión y disparatadamente reactivas. Una de las travesuras favoritas de los radicales libres era contribuir al proceso de envejecimiento al tomar el electrón robado de las células del colágeno de la piel. Como resultado, la piel perdía su elasticidad y comenzaba a secarse y arrugarse.

images

Sin embargo, la solución estaba ahí mismo, en ciertos alimentos de colores muy vivos, en la naturaleza, en los buenos hábitos… En estos rincones se escondían los buenos; los antioxidantes, los que poseían la capacidad de inhibir la oxidación provocada por los radicales libres. Eran los héroes que protegían con su escudo a órganos y sistemas.

radicales1

Resultó que para luchar contra el envejecimiento, la oxidación celular y algunas enfermedades crónicas, había que alistar al mayor número posible de antioxidantes para aumentar el batallón que frenara y venciera la devastación creada por los “desequilibrados”.

Que-son-los-radicales-libres-1

Moraleja: comer mucha fruta y verdura de colores, protegerse del sol y la polución y cuidar mucho nuestra piel, con el fin de que nuestro ejército interno de antioxidantes esté a punto para contrarrestar a los malos. De este modo frenamos el proceso natural de envejecimiento y favorecemos la salud del organismo en general.

María Villora

Deja un comentario