“Semana Santa entre mantillas” | Life&Style Almería by MG

Vivir con estilo

Lo más actual, Moda

“Semana Santa entre mantillas”

Hoy comienza la conmemoración cristiana más importante de nuestro país, la Semana Santa, un período de intensa actividad litúrgica y que hoy va a centrar la actualidad de nuestra sección moda con una de las prendas más tradicionales y femeninas, la mantilla, accesorio indispensable en el atuendo de las manolas. Una temática propuesta por nuestra seguidora y entendida Lola Haro Gil, que hoy nos da a conocer la historia de esta prenda y sus usos correctos. Gracias Lola por tu amable colaboración y aportación….

Un año más estamos a las puertas de la Semana Santa, una época de tradiciones como la que más. En estos días de procesiones las calles se llenan de color, olores y simbolismo por cada rincón de la ciudad.Quien más y quien menos, todos terminamos viendo alguna procesión e incluso emocionándonos.

_MG_9120p

Dentro de los cortejos procesionales de Almería, podemos destacar una presencia que nos diferencia de otras capitales de Andalucía: la presencia de mujeres vestidas de mantilla durante todos los días de la semana y casi en la totalidad de las procesiones de la ciudad.

IMG_6213p

Vestir la mantilla es una tradición muy española que con el paso del tiempo ha quedado circunscrita mayoritariamente al ámbito religioso,habiéndose reducido su uso en otros contextos. Pero por suerte, en los últimos años hemos podido ver como las jóvenes están manteniendo esta tradición viva.

mantillas-5

Para vestir la mantilla de forma adecuada debemos pensar siempre aquello de “en el término medio está la virtud”. El vestido debe llegar a la rodilla, el maquillaje debe ser discreto, el tacón a media altura… sin embargo, pese a estas consideraciones resulta innegable lo favorecedora que resulta esta prenda.

mantilla-1-Copy

Las mujeres que decidan vestirse de mantilla suelen y deben guiarse por el aprecio a la tradición y sobriedad que requiere el momento.Deben elegir un vestido que sea predominantemente liso, nunca de encaje, ni con brillos; ya que la mantilla, al ser de blonda o llevar encajes bordados, es la prenda estrella de todo el conjunto. El largo debe ser a la rodilla y los escotes, muy discretos. Una vez tenido esto en cuenta, las opciones son muy variadas: manga larga, manga francesa, chaquetas de corte formal o incluso abrigos finos del mismo largo que el vestido. Una posibilidad para animar un vestido negro liso es colocar un fajín en otro tipo de tela. Con esta opción se aporta una nota diferente y original al vestido.

En cuanto a las joyas, lo más recomendado es optar por piezas discretas en plata o perlas, si bien, también se usa joyería en oro blanco. Las piezas más importante de todas son el rosario y el broche, que se coloca a la altura de la nuca para sujetar mantilla, las formas y posibilidades son casi infinitas y aportan el toque personal a la mantilla.

IMG_6216p

Los zapatos deben ser de medio tacón por la doble razón de la comodidad (muchas horas andando y de pie) y por ser los más adecuados para la ocasión. Por este motivo se tiene que evitar brillantes o plataformas excesivas.

Otro de los detalles importantes a cuidar durante los primeros días de la Semana Santa, la flor que llevan en el pecho las mujeres de mantilla. Ésta puede ser de diferentes colores, tamaños, materiales y hasta tratarse de flores naturales. Además, si estamos atentos a los desfiles de estos días, podremos darnos cuenta de que algunas cofradías se encargan incluso de que las mantillas que forman parte de su procesión lleven la misma flor.

Carrie-Mantilla-Vogue

Así pues, por todo lo dicho, queda de manifiesto que la tradición y la personalización de la vestimenta son las dos cuestiones que se deben tener en cuenta y equilibrar cuando una mujer decide vestir la mantilla en una procesión. Siguiendo la tradición se consigue vestir correctamente para el acto en el que nos encontramos, mientras que con la personalización de los detalles conseguimos aportar un toque diferente y único que nos haga sentirnos especiales.

Deja un comentario